Spark: ¿Cuál es tu Modelo de Negocio?

Este es un extracto de nuestro curso en línea dirigido a emprendedores en etapas tempranas: Spark. Si quieres aprender sobre cómo crecer o lanzar tu negocio, no dudes en inscribirte y tomar provecho de este gran programa.

Al pensar en modelos de negocio, hablamos de operaciones, eficiencia, logística, optimización y demás. Pero no solo hablamos de la capacidades internas de la emrpesa, hablamos de un proceso cambiante. La definición que más usamos en Multiverse para definir un modelo de negocio, es la racional mediante el cuál una empresa crea, entrega y captura valor. 

Esta definición tiene cuatro palabras clave. 

1. Racional

Cuando hablamos de un modelo de negocio, hablamos de un sistema o un conjunto de elementos interconectados entre sí para poder operar. Que el modelo de negocio sea una racional, implica que tiene capacidades de entenderse, evaluarse y cambiarse de acuerdo a ciertos principios de mejora y consistencia. Entender la necesidad de esta interconexión nos permitirá abrir la discusión a más departamentos dentro de nuestro negocio o emprendimiento.

2. Crea

Es sumamente importante que nuestro modelo de negocio se centre en un reoslver un problemad de mercado. Esta manera de pensar, te facilitirará la creación de valor hacia tu segmento de clientes. En este paso, es esencial poder salir del edificio (Steve Blank) para entender a tu cliente y crear algo de acuerdo a sus deseos o necesidades. Una vez tengas más claro qué es lo que tu cliente busca, más fácil será construir algo para él.

3. Entrega

De la misma manera en que estudiaste a tu cliente para crear, deberás entender a tu cliente para poder entregar. Evalúa cómo se enterará tu cliente de ti (consciencia), cómo te evaluará entre las demás posibles soluciones (evaluación), cómo llevará a cabo el proceso de compra (compra), cómo le será entregado el producto (entrega) y cómo se comunicará contigo después de su compra (post-compra). Por más bueno que sea tu producto/servicio, si no encuentras la mejor manera de entregarlo a tu cliente, no tendrás el crecimiento que esperas.

4. Captura

Uno de los elementos más obvios, pero que en muchas ocasiones es dejado hasta el final y/u olvidado: la monetización (o sostenibilidad). Al momento de consturir tu modelo de negocio, asegúrate de hacerle la prueba ácida: ingresos > egresos. Esta fórmula, por más obvia que parezca, muchas veces es más complicada de lo que aparenta. ¿En qué momento habrá un retorno de inversión para tu emprendimiento? ¿Qué tanto crecimiento y recursos se necesita para ello? ¿De donde vendrán los ingresos para asegurarte un balance positivo?

Un modelo de negocio es esencial para entender: quienes son tus clientes, en qué mercado operas, quienes son tus aliados, cuál es tu estructura de costos e ingresos y qué necesitas para poder crear y entregar tu producto o servicio a tus clientes.